Túnez – Guía e información de Turismo

El Ribat es una de las atracciones turísticas principales en Sousse, Túnez (Foto Flickr de curreyuk)
El Ribat es una de las atracciones turísticas principales en Sousse, Túnez

Túnez, esta acogedora tierra de contrastes y colores, aromas y especias le invita a disfrutar de sus bellezas naturales, ciudades antiguas, animados festivales y la cálida amabilidad de su gente.

Bañada por el Mediterráneo, Túnez ha funcionado como una esponja, bebiendo de la influencia de otras culturas y pueblos, como los griegos, los romanos, los genoveses o los franceses. Esa simbiosis se plasma en ese conglomerado de sensaciones que forma el país, cuya costa norte está a apenas 150 de Sicilia.

Acogiendo con beneplácito los visitantes a sus orillas Túnez ha sido durante mucho tiempo una tradición tunecina y una impresionante infraestructura de hoteles modernos, restaurantes, aeropuertos internacionales, oficinas de turismo y centros de información que se ha desarrollado para añadir a nuestros huéspedes el confort y el placer.

En esta tierra entre lo familiar y lo exótico se puede ver el amanecer en el Sahara, disfrutar de una comida gourmet en un balneario y por la tarde o la media noche un baño en la piscina de un hotel moderno confortable.

Túnez tiene los colores, los olores, los sabores de muchas civilizaciones que han dejado su huella. Cada piedra tiene su escultor, legendarias todas ellas desde las que alzan el anfiteatro del Djem, las ruinas de la antigua Cartago, la ciudad santa de Kerouan, las fortalezas de Monastir o las casas de barro de Tozeur golpeadas por los mares de polvo del desierto.

Anfiteatro romano del Djem
Anfiteatro romano del Djem

Si usted prefiere una larga caminata a lo largo de millas de playas espumosas, el viento fresco que navegando con la brisa mediterránea, explorando lugares antiguos y legendarios , un juego de golf o simplemente de un largo día de relax en la cálida arena dorada, Túnez lo tiene todo.

En nuestra guía de Túnez le ayudaremos a descubrir rincones, a diseñar su viaje, a elegir las mejores opciones de alojamiento, a olvidarse sobre todo y sentirse renovado con las opciones que ofrece el turismo de Túnez.

Ideas para sus vacaciones en Túnez

– Siga las estrellas de la arena. El desierto de Túnez ha sido escenario de  películas como El Paciente Inglés o  la saga de Star Wars. Los operadores turísticos en Douz y Tozeur ofrecen excursiones por el desierto visitando los lugares donde estas famosas películas fueron filmadas.

– Ruta por el desierto de Douz, ya sea en camello o vehículos, los viajes pueden durar desde una hora a tres semanas. También puede ir a las dunas del Sáhara con 4×4.

– El “mar” salado de Chott El Jerid, formado por una serie de lagos que se extienden por el sur de Túnez como si fuera un espejismo. En verano, la superficie está seca, mientras que en invierno los lagos de inundan con el agua.

-Disfrute de la experiencia de un hammam (baño turco). Hay baños en todo Túnez, donde se puede tomar vapor con los lugareños, muchos de los manantiales naturales de aguas termales han sido utilizadas para este fin desde los tiempos romanos y púnicos.

– Un paseo a través de la bulliciosa Medina de Túnez, para perfeccionar su habilidades de regateo. Pruebe el Souk el Attarine que aún vende perfumes y aceites, o el Grand Souk des Chechias, el lugar tradicional de compras.

Las casas de colores de Túnez
Las casas de colores de Túnez

– Juegue una partido de golf. En Túnez hay excelentes cursos para todos los niveles cerca de Port El Kantaoui Sousse, Monastir, Tabarka, Cartago, Tozeur, Djerba y Hammamet.

– Ver los fondos de coral a través de inmersiones de buceo observando la vida marina de las aguas de Túnez, en los centros de buceo de Tabarka Yachting Club, el Centro Internacional de Buceo en Port El Kantaoui o el SAAM Buceo en Monastir.

– Tomar un ferry a la isla de Djerba , con sus suaves playas bañadas por aguas del Mediterráneo, y tirarse a la sombra de las palmeras.

– Explorar la ksour en el sur de Túnez: Estos graneros moldeados con barro se utilizaron como localización en la grabación de la Guerra de las Galaxias.

– Visitar una de las mayores colecciones de mosaicos romanos en el Museo del Bardo. Situado en un palacio del siglo XVII, el museo expone la riqueza arqueológica de las épocas cartaginesa, romana, cristiana e islámica.

– Explorar los restos de una gran civilización antigua: fundada por los fenicios en 814BC, Cartago fue arrasada por los romanos que la reconstruyeron en la tercera ciudad más grande del Imperio Romano, antes de que fuera destruido de nuevo por los árabes.

– Visitar la medina de la ciudad santa de Kairouan, donde hay más de 50 mezquitas y conocer como se fabrican sus famosas alfombras

Descanso en la mezquita
Descanso en la mezquita

– Ver el magnífico yacimiento romano de Dougga. Su buena conservación de las ruinas dan una tentadora idea de cómo vivían los romanos.

– Pasee alrededor de los notables patrimonios culturales de la UNESCO:Anfiteatro de El Djem, Dougga / Thugga, Kairouan, Medina de Susa, Medina de Túnez, Ciudad púnica de Kerkuane y su Necrópolis, Cartago  y el Parque Nacional Ichkeul.

– Ir a Matmata. Aquí los bereberes encontraron una ingeniosa manera de vencer el calor del verano excavando las viviendas en la tierra. Muchas de las casas troglodíticas – cueva subterránea que rodean los patios – siguen siendo habitadas, y algunos de ellos son ahora hoteles.

Casas trogloditas de Matmata
Casas trogloditas de Matmata

– Ver otro mundo subterráneo en Bulla Regia. Aquí los romanos también utilizaron la arquitectura como una forma de mantener fresco cuando el sol calienta.

– Pase un día en Sousse, La nueva ciudad, construida por los árabes en el 790 a.C. incluye la Gran Mezquita y su Ribat.

– Salir de noche, Hay varios teatros y numerosas salas de cine de Túnez, con obras de teatro y películas en árabe y francés. En Túnez y los principales centros turísticos, muchos restaurantes y bares de los hoteles hay música en vivo y bailarinas en las noches de mayo a septiembre, hay numerosos clubes nocturnos.

– Ver festivales El verano es la temporada de festivales de arte, y cuando los artistas internacionales llegan a Cartago, Hammamet y Nabeul. A finales del verano hay varios festivales de música en Tabarka en la costa norte, con música en vivo por las tardes. Yasmine, Hammamet, Port El Kantaoui Djerba tienen grandes casinos.

– Salir de compras Es imprescindible incluir las compras de cobre y latón (bandejas grabadas, ceniceros y otros utensilios), los artículos esculpidos en madera de olivo, productos de cuero (carteras, monederos, bolsos de mano), ropa (kaftans, jelabas), aceites, perfumes, cerámica pintada vibrantes y cerámica, la plata y esmaltado de joyas y sheeshas (tuberías de agua). Tapetes y alfombras son una buena compra.

En definitiva, mil propuestas para el viajero en un país donde el turismo es sinónimo de hospitalidad. Bienvenido a Túnez!