Prehistoria de Túnez

Las pinturas rupestres del neolítico encontradas en Tassil-n-Ajjer (Meseta de los abismos), la región del Sahara (Foto Wikimedia commons)
Las pinturas rupestres del neolítico encontradas en Tassil-n-Ajjer (Meseta de los abismos), la región del Sahara (Foto Wikimedia commons)

Se cree que, al igual que en el resto del Africa septentrional, Túnez fue colonizada por los primeros hombres hace aproximadamente un millón de años. Sus primeros restos conocidos pertenecen al Paleolítico Inferior de donde han llegado los bifaces de Gafsa. En estos tiempos el clima de Túnez era más parecido al del Africa Ecuatorial con grandes periodos de calor y abundantes precipitaciones y un paisaje de sabanas en el que habitaba una fauna parecida a la de Kenia en la actualidad, con búfalos, elefantes, leones e hipopótamos, entre otros animales.

En el Paleolítico Medio, y con las glaciaciones europeas el clima del país se vuelve más suave y son abundantes los bosques que sustituyeron a las sabanas. Es en este periodo cuando se desarrolla el Ateriense, la primera civilización prehistórica del Magreb y del Sáhara. Luego aparecen las civilizaciones prehistóricas con culturas epepeleolíticas como el iberomauritánico, de tipo Cro-Magñon, y el Capsiense, de tipo mediterráneo.Las dos son culturas distintas y se reparten el Magreb durante aproximadamente los 10.000 años que preceden a la era cristiana.

En tiempos posteriores, tres milenios antes de Cristo, con la desecación del Sáhara, llegaron hombres de otros pueblos. De estos encuentros surge la cultura líbica o protolíbica, a quienes los romanos llamaban “barbarus”, derivándose de aquí el término beréber, nombre tradicionalmente aplicado a la población de la parte noroeste de África entre el Mediterráneo.